Contenidos

19 Jul 2016
cómo escribir contenido de calidad rápido

Trucos para escribir contenido de calidad lo más rápido posible

¿Cuantas veces te has sentado delante del ordenador a escribir el post que debías publicar en tu blog y, tras perder toda la mañana o la tarde, no has conseguido  terminarlo? Esto, además de frustrarte, te enrabieta porque tienes la sensación de haber perdido el tiempo. Un tiempo muy valioso que podrías haber dedicado, por ejemplo, a trabajarle a un cliente.

Esta situación, que se repite en el tiempo, hace que cada vez procrastines más las tareas de redacción de contenidos de tu blog. Incluso te genera un estrés añadido la idea de tener que sentarte a escribir ¿Estamos en los cierto?

Hoy queremos ayudarte con esas tareas de redacción compartiendo contigo algunos trucos para que puedas escribir contenido de calidad lo más rápido posible.

 

Cómo escribir contenido de calidad y rápido

Lo primordia para escribir un buen post en el menor tiempo posible es haber hecho una planificación previa. No puedes pretender sentarte frente al ordenador a escribir un buen contenido sin nisiquiera tener idea de lo que vas a escribir y para quién lo vas a escribir.

¿Cuantas veces te ha pasado eso? Seguro que más de las que te gustaría reconocer.

 

Planifica tus contenidos

Y para eso es imprescindible tener un calendario de contenidos. En él, debes recoger aspectos como el buyer persona al que va dirigido tu posts, la fase del buyer's journey para la que redactarás tu contenido, la temática y el valor que aportarás con él, las palabras clave a utilizar o el posible título que le pondrás (si quieres saber cómo escribir títulos irresistibles, no dejes de leer también este post).

Con este trabajo previo ya hecho, te será mucho más sencillo comenzar a escribir y evitarás padecer el síndrome de la hoja en blanco.

 

Haz un boceto con la estructura de tu post

Antes de ponerte a escribir diseña cómo va a ser tu post, qué ideas quieres transmitir y cómo lo vas contar. Es decir, párate a pensar qué escribirás en la introducción, qué ideas desarrollarás el cuerpo del post, cuantos apartados tendrá, ¿llevará viñetas y subtítulos? ¿Cual será la conclusión? ¿Qué CTA añadirás al final del post?

Tener todo eso te ayudará a tener una visión general de tu post y te será mucho más sencillo comenzar a redactarlo.

Un consejo. Una vez definida la estructura del post, no caigas en la tentación de modificarla cuando lo estés escribiendo. Cíñete a tu idea original y si te han surgido otras nuevas que podrías añadir, anótalas y desarróllalas en un nuevo contenido. 

 

Utiliza un título que te ayude a redactar

Y para esto, las listas y los números serán tus mejores aliados"Los 5 mejores..." "7 ideas para...", seguro que esto te ayudará a que fluyan mejor las ideas.

 

Primero escribe y luego edita

Ya hiciste el boceto de tu post, así que ahora escribe todo lo que vaya llegando a tu cerebro. No pienses si está bien escrito, bien estructurado o si el párrafo es muy largo y debes acortarlo. Eso lo harás después. Ahora de lo que se trata es de que fluyan las ideas y las vayas plasmando en tu post.

Una vez lo hayas escrito todo, déjalo reposar. Haz otra cosa y retoma el post al día siguiente. Con la mente fresca, lee lo que escribiste y seleciona con qué te quedarás y qué borrarás. Una ve hecho esto, ahora sí, dale fomato a tu contenido.

 

Evita distracciones

Si ya de por sí te cuesta sentarte a escribir, imagínate hacerlo con el correo electrónico abierto, con el móvil delante o pendiente de las redes sociales. Cuando estás escribiendo, cuantas menos interrupciones mejor, ¿no crees?

 

Organiza mejor tu tiempo

No te des un atracón de horas frente al editor de texto cada vez que escribas un post. Es mucho mejor, y también más sano para tu mente, que te distribuyas las tareas en varios días. Así te será más fácil y llevadera la ardua misión de redactar. 

 

Ten la imagen de portada ya seleccionada

¿Cuantas veces has tardardado el mismo tiempo en buscar la imagen de portada que en escribir el post? Tenerla ya seleccioanda te ahorrará mucho tiempo y te permitirá centrarte sólo en escribir.

 

Unos consejos finales

Además de lo citado anteriormente, ten en cuanta estos últimos consejos:

Empieza escribiendo posts cortos, de 700 a 800 palabras. Ya tendrás tiempo de escribir contenido más extendo, ahora de lo que se trata es de que comiences a coger el hábito.

Escribe cuando te sienta relajado. Tu escritura será más fluida y las ideas también.

Escribe con frecuencia. Es la única forma de que empieces a coger soltura y el ritmo necesario para cumplir con tu calendario de contenidos.

 

Si sigues estos pasos te será más cómodo, y menos traumático, escribir los posts de tu blog. Y además de escribirlos rápido, lee este post donde te contamos cómo hacerlos irresistibles para atraer más leads. Por último si quieres tenerlo todo validado, descargate nuestro checklist gratuito para hacer el post perfecto. Seguro que te será de gran ayuda.

Checklist para escribir el post perfecto para atraer leads

Suscríbete por email a nuestro Blog

Últimos posts